“Equipaje” para disfrutar del senderismo invernal

Las condiciones climatológicas en esta época del año condicionan las prendas y material que debemos seleccionar al salir al monte. Incluso también afectará a la planificación de nuestra actividad, buscando en ocasiones recorridos por cotas más bajas, vertientes más soleadas o zonas más protegidas del viento.

Una correcta elección del material nos permitirá disfrutar con plenitud sin pasar penalidades ni tener que portear un gran peso. Así, como material imprescindible para protegernos del frío y demás inclemencias meteorológicas, destacamos el siguiente:

  • Botas de montaña (de caña alta) impermeables. En condiciones más extremas, por nieve y gran pendiente, se recomienda botas más rígidas y aislantes de alta montaña.
  • Calcetines gruesos de fibra térmica de poliéster o de lana merino.
  • Guetres o polainas para evitar que se nos cuele nieve dentro de la bota si vamos a andar por nieve de forma continuada.
  • Ropa técnica para las dos primeras capas, que seca y transpira con facilidad. Es importante sobre todo para la primera capa, la que está en contacto con nuestro cuerpo. Hay que evitar el algodón ya que al mojarse con nuestro sudor nos hace perder calor corporal.
  • Chaqueta con buena capacidad térmica (plumas o similar). Y con previsión de lluvia, impermeable que supere los 15.000 milímetros de columna de agua y con cierta capacidad de transpiración.
  • Braga/buff térmico para el cuello y gorro, ambos de forro polar. Guantes impermeables de montaña.

Aunque no se trate de material para resguardarnos del frío, también son importantes si vamos a caminar por nieve o alta montaña:

  • Crema solar con índice de protección 50+ a la radiación ultravioleta.
  • Gafas de sol con filtro de protección de al menos categoría 3.
  • Bastones robustos con recambio de rosetas para transitar por la nieve.

Y por supuesto el material habitual para actividades por montaña en cualquier época del año:

  • Manta térmica: la cara plateada refleja los rayos del sol o el calor corporal, mientras que la cara dorada lo absorbe. De esta forma, para aislarnos del frío colocaremos la cara plateada contra nuestro cuerpo (la dorada en el exterior) y para protegernos del calor y el sol pondremos la dorada contra nosotros.
  • Teléfono móvil con la batería cargada. Y tener anotado el teléfono de emergencias de la zona (guardia civil u otro cuerpo de rescate en montaña) o del refugio más cercano. No obstante siempre se puede llamar al 112 aunque no se disponga de cobertura.
  • Gorra: para protegernos del sol cuando no haga demasiado frío.
  • Comida: especialmente recomendada en esta época la que sea rica en calorías y de absorción rápida como barritas energéticas, frutos secos, chocolate, etc.
  • Agua: imprescindible ya que el viento también nos deshidrata. Es muy recomendable en invierno llevar bebida caliente en un termo.
  • Mochila: para excursiones de un día y poder meter todo el material anteriormente mencionado, debería tener una capacidad de entre 30 y 40 litros. Aunque la mayoría lo llevan, revisar que disponga de cubre-mochilas (capa impermeable para evitar que la mochila se moje con la lluvia).

Si somos propensos a pasar frío, una buena opción es llevar también calentadores químicos para pies y manos. Son económicos y se encuentran en la mayoría de las tiendas especializadas.

Esperamos haber aclarado dudas y haberte dado un empujón para que salgas a la montaña en cualquier momento del año. Eso sí, si la meteorología es muy adversa, mejor aplazar la salida.

Acerca del autor

client-photo-1
Andrés

Comentarios

Deja un comentario