Media
Dificultad
1 día
Duración
abr-oct
Fechas
Madrid
Ubicación
Max. 12 por guía
Nº de personas

Caminar en la oscuridad despierta nuestros sentidos. Escucharemos a la fauna de hábitos nocturnos, descubriremos el susurro de ríos y arroyos y disfrutaremos de la tranquilidad de la noche y la montaña bajo el luminoso foco de la luna llena. Solo deberás traer tu frontal para guiar tus pasos, nosotros guiaremos al grupo.

Y en el magnífico marco de la Pedriza del Manzanares, corazón del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Comenzaremos la actividad por la tarde para disfrutar primero del atardecer y más tarde de las estrellas.

 


Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo

¿Necesitas más información?





He leído y acepto la Política de Privacidad

  • Ropa de montaña cómoda para caminar.
  • Chubasquero impermeable (imprescindible aún con previsión de buen tiempo)
  • Bastones de trekking
  • Botas de senderismo (Imprescindibles)
  • Mochila de 30 litros de capacidad
  • Cantimplora o botella para el agua de al menos 1,5 litros
  • Gorro para el frío
  • Guantes
  • Linterna frontal con pilas de repuesto
  • Algo de comida
  • Teléfono móvil con la batería cargada

Reseñas de la actividad

5.00 basado en 7 reseñas
noviembre 8, 2018

Una experiencia muy original y placentera. Nunca había caminado de noche y menos por el monte. La próxima con raquetas. Gracias, Rutas por Montaña.

octubre 1, 2019

Un placer compartirlo con los que amáis la montaña

febrero 10, 2020

Experiencia más que recomendable!!! Me encanta andar por la montaña pero , esta vez caminar a la Luz de una impresionante Luna llena, guiados por Andrés que nos transmitió su amor por la montaña y observados por las estrellas , hizo que esta ruta se haya convertido en una de las inolvidables. Graciasss!!!…

febrero 11, 2020

Ruta con mucho encanto por La Pedriza y como siempre agradecer a Andrés por hacer que sea una experiencia fantástica, con sus interesantes explicaciones sobre el entorno, sobre la flora y fauna del lugar y sobre las estrellas. 100% recomendable.

febrero 12, 2020

Cuando guía la pasión,
la soledad y la noche se presentan atractivas,
veo, por primera vez, lo que ya había visto
piso con seguridad y respeto,
mientras mi olfato, oído y emoción encuentran mares de nubes, piedras con nombre y una luna tan plena, como la gente que me acompaña.

Gracias Andrés

marzo 8, 2020

Espectacular!! Caminar por la montaña a la luz de la Luna es algo mágico que todo el mundo debería probar al menos una vez en la vida. La ausencia de visibilidad te hace desarrollar momentáneamente otros sentidos, como el del oído, escuchando multitud de sonidos que no escuchas por el día, y el del tacto, sintiendo las suaves brisas de la noche. Andrés, como siempre, de diez: súper atento con todo el mundo (para mí el mejor momento es cuando saca sus viandas para compartir, pero sobretodo el caldito calentito) y con continuas explicaciones del medio que nos rodea que no te dejarán indiferente.
En definitiva, una actividad recomendable 100% que volveré a repetir siempre que pueda.

marzo 10, 2020

Una nueva experiencia! El atardecer en la montaña tiene una magia especial, y la noche te sorprende con momentos únicos que solo puedes vivir en estas excursiones.
Gracias Andrés por animarnos a vivir estos momentos mágicos!

marzo 24, 2020

Nuestra segunda vez. Una experiencia imprescindible.
La ruta realmente asequible, el comienzo espectacular recorriendo una senda hasta la Charca Verde, el atardecer con sus colores hace de este paseo un maravilloso encuentro con la Naturaleza, sus sonidos, sus olores, todo lo que aparece ante tus ojos….Para nosotros, el momento más especial de la ruta.

Durante la subida, el momento quizás más exigente a nivel físico, tus sentidos se agudizan. Escuchas las pisadas, el crujir de las ramas, tu respiración y de nuevo, la Naturaleza…parece que en la oscuridad no vas a ver nada pero te das cuenta de que percibes más de lo que te imaginas.

La subida desemboca en el cielo abierto de Madrid y en
él, la Luna, las estrellas, los cometas…La inmensidad ante ti y entonces, te paras y piensas lo afortunado que eres de poder estar allí arriba, en ese momento, experimentando todas esas sensaciones y emociones…

Y cuando ya crees que la noche no puede aportarte más…es el momento de bajar. Caminas sin más luz que la de la Luna…Vas en silencio, charlando…Intentando sacar el máximo provecho a lo que estás viviendo pues no son muchas las ocasiones que tenemos de caminar sin luz, escuchar y mirar con atención, dejarte guiar por lo desconocido…

Esto es más que una ruta de senderismo, es un ejercicio de sensibilidad y reflexión. Gracias, Andrés, por hacerlo posible, por la seguridad y fuerza que nos transmites, la sabiduría que compartes con nosotros, por tu paciencia y por ofrecernos estas experiencias tan bonitas y enriquecedoras.

¡Nos vemos pronto!

Dejar una reseña

Puntuación